martes, 13 de marzo de 2012

Mine, capítulo 10.


                          Mine.  Capítulo 10.  "Llámame"
Veo a Lucas caminar hacia a mí cuando suena el timbre de salida. Me remuevo incómoda en mi asiento hasta que llega. Tengo esperando que salgan cosa de una hora gracias a que a mi maestra de la última hora se le hizo más importante tomar un café que dar una clase.
 Él se abre paso entre las personas y llega hacia a mí. Pone su mochila junto a la mía y se sienta en mi lado de la banca.
--Hola.
--¿Qué se supone que estás pensando?--Le digo.
Me encuentro con sus ojos, confusos.
--¿Por? ¿De qué me estás hablando?
--Te estoy hablando de Ian. De eso te estoy hablando. Debes de ser un completo idiota para andar con tipos como él.
El se aleja un poco de mí, a la defensiva.
--¿Y qué? ¿Eres mi mamá?
Entonces llego a la conclusión de que definitivamente no tiene cerebro.
--Ja, ja, ja. Que gracioso. ¿Quieres que a José le de un paro o algo así? Quiero decir, ¿Juntarte con tipos como él? Digamos que no tiene una buena reputación aquí.
--¿Y qué hizo? ¿Te dijo que eras una bipolar? Porque yo le veo mucha lógica.
  Y es el momento en el que lucho con mis instintos de golpearlo.
--Bien. No me hagas caso--Le digo cuando veo a Ellie venir en nuestra dirección--Pero yo te recomendaría que lo mantuvieras a raya y le dijeras que no se asome a las faldas de tu hermana.
 Sonrío.
Él no.
Me mira, muy serio. Confuso.
--¿Qué...?
Pero Ellie llega.
--Hola.
Él la mira.
Ella lo mira.
Yo lo miro.
La miro.
Ella nos mira.
Y comenzamos a jugar a las miraditas.
--¿Qué?--Dice finalmente.
--Nada. Sólo le estaba contando a tu hermano que todos en esta escuela son chicos majos. ¿Verdad que sí, Ellie?
 Ella me mira unos instantes y desvía la mirada encima de mi cabeza. Se rasca la nuca.
Y he dado en el punto.
Lucas y yo miramos a dónde ella acaba de mirar. Ian está ahí, por supuesto. Pelo negro, 1.80, cara de idiota, tenis Converse (Que por su puesto no van con el uniforme), y la mirada perdida entre todas las chicas.
--Bueno. ¿Qué puedo decir?--Canturreo--Existen excepciones.
Miro a Lucas.
Tiene apartada la mandívula.
Y sé que he jugado un poco con sus emociones. Los de ambos.
Y que probablemente fui cruel. Tal vez, al jugar así.
Miro a Ellie, está ahí parada, incómoda.
--¿Qué pasó?--Pregunta, finalmente Lucas.
Entonces me doy cuenta que de hecho no sé qué pasó exactamente.
Miro  a Ellie.
--Nada.
El carro de José estaciona ahí enfrente. Me levanto antes que Lucas, y tomo mi mochila. Lucas toma el brazo de Ellie antes de que ella se mueva, tan rápido, que ni si quiera lo vi.
--¿Segura que no pasó nada?
--Segura.
Me pregunto si Lucas pudo ver que miente.
 Probablemente lo que Ian hizo fue intentar tocarle el trasero. No es la primera vez que lo intenta.
 Mi celular suena.
Lo saco de una bolsa de la mochila mientras subimos al carro y saludamos a José.
Me quedo congelada.
Miro el telefono fijamente.
Ellie me mira.
--¿Estás evitado, o porqué no contestas?
Siento las miradas de todos.
"Llamada : Papá"
Deja de sonar unos momentos y luego vuelve a sonar.
El carro arranca. Yo aún estoy ahí clavada.
--¿Lena? ¿Quieres que conteste por tí? ¿Es un acosador?--Dice Ellie.
--Si es así puedo decirle que se aleje, si quieres--Continúa Lucas con el royo de Ellie.
Yo niego.
--No, no. Está bien.
Entonces deja de sonar.
Miro el aparatito fijamente....
Y empieza a vibrar.
Un mensaje. Cuando lo abro, dice así.
 "Sé que estás enojada conmigo. Necesitamos hablar acerca de alguien"
¿De alguien? ¿De quién? ¿De él?
 El celular empieza a vibrar de nuevo.
"Llámame".
¿Que lo llame?
Nuevamente me pregunto cómo es posible que alguien pueda ser tan cruel.
--¿Segura? --Pregunta Ellie--Porque parece que te vas a echar a vomitar. ¿No vas a vomitar, verdad?
--Estoy bien--Miento.
Miro el mensaje  de nuevo. Está loco si piensa que eso va a pasar.
"Llámame".
Si, claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada