martes, 10 de diciembre de 2013

Saved. Capítulo 6.

Run away with me.

Saved. Capítulo 6: 
Alguien más.


Mi hermana y mamá me dieron un beso de despedida mientras papa metía mis cosas al auto para irnos. Las miré ahí paradas y observé sus miradas se lástima por última vez. Papá también me miró de esa manera, después de meter mis maletas.
Cerré mis ojos por un momento y me metí al auto después de despedirme una vez más. Mi padre lo hizo también y conducimos en silencio.
  ¿No es eso divertido? ¿Cómo sus pechos suben y bajan en respiraciones duras, y sus ojos lloran, y sus rodillas se debilitan?
¿No es curioso cómo ellos sufren así cuando no hay nada mal en ellos?
¿Como ellos son quienes están rotos, pero tú eres la única que no va a salir viva?




                                                                             



No estaba muy segura acerca de hacer amigos. Me había apartado por tanto tiempo que era extraño estar con personas de esa manera de nuevo.
Había un chico que estaba coqueteando sin parar con mi compañera de habitación, una chica llamada Lissa. Él iba de vez en cuando a nuestra habitación para buscarla pero ella se resistía.
Decidí echarle una mano una vez, en mi primer mes en la escuela.
--Mira, si quieres que sea tu novia, olvídalo. Tiene novio. No te va a pelar. Pero si quieres simplemente tener un revolcón de vez en cuando, regálale chocolates caros y dile algo bonito. No puede resistirse a ninguna de esas dos cosas.
El chico me miró, alzó una ceja y finalmente sonrió.
--¿Cuál es tu nombre?Preguntó, desde la puerta de la habitación.
Dejé el cuaderno donde estaba anotando unos estúpidos trabajo de química avanzada que Héctor, el padre de Ted, me había puesto. Llevaba poco más de un mes y todavía seguía esperando que hiciera algo mal. ¿Hello? Superdotada aquí. ¿Por qué no lo aceptaba?
Sonreí, y una mentira blanca se deslizó de mis labios.
--Cassidy.
Era mejor.
Cambié todo sobre mí cuando llegué. Cambié mi estilo (Poniéndome cosas que mostraban más piel, a lo que mi madre le hubiera dado un infarto), cambié mi pelo, cambié mi hábito de ocultar que era una superdotada, mis pupilentes marrones (Ahora mostraba mis ojos raros) y… Mi nombre.
Era mejor.
Era otra persona.
Quién siempre quise ser.
--Soy AlexRespondió, y me sonrió.
El resto fue historia. Igual que con Graham; Alex me presentó a su mejor amigo en una fiesta, un chico alto de pelo marrón y ojos oscuros. Él me miró y me sonrió. Juro que no pudo mantener los ojos fuera de mí esa noche.
  A mí me encantaba.
Y aunque yo hubiera cambiado y hubiera tenido a Alex como amigo y a Graham como algo más cercano, no todo fue fácil para mí. Mis problemas vinieron cuando Alex conoció a una chica de nuestra edad, que siempre tenía las manos llenas de pintura y olía a ello, su nombre era Serena. Quisiera decir que mis problemas empezaron con ella. Pero no es del todo cierto. Mis problemas empezaron cuando conocí a sus amigas y ellas me tomaron bajo su ala, me dieron su amistad. An, Kate y Marina.
  No lo supe al principio. Pero creo que debí haberlo hecho.
Creo que debí saber que no todos son los que aparentan. Yo más que nadie debí de haberlo sabido. Debí saber cuándo las vi que había secretos bajo la superficie.
 ¿No era yo la experta en eso?



-Sthep Stronger.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada